Documental sobre la cocina china


Mientras preparo otras entradas, lee esto como adelanto.

 

Paseando por Youtube, me encontré con este documental del canal chino de televisión CCTV sobre la cocina china (en chino con subtítulos en inglés):

 

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El bloguero blogueado


Mientras preparo otras entradas, lee esto como adelanto:

Hace unos días, Niklas, un couchsurfer sueco escribió en el foro de Bilbao. Está recorriendo Europa en bicicleta y lleva un blog en el que saca una foto de alguien que conoce en sus viajes y cuenta una historia sobre ellos y el lugar en el que viven.

 

Comiendo chips de boniato en la puerta del chino misterioso

Comiendo chips de boniato en la puerta del chino misterioso

 

Tanto yo como mi amiga y colaboradora de este blog, Txen, le escribimos por separado y acabamos quedando juntos. Como no podía ser de otra forma, fuimos a cenar al chino misterioso de la calle Iturriza.

 

Y esta es la entrada de blog que me ha dedicado (en inglés) 🙂

http://www.storiesontheroad.bike/?p=164

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Comida en el chino misterioso de Zaragoza


 

En esta tercera entrada, contaré mi visita al restaurante chino misterioso de Zaragoza con dos perfectos desconocidos.

 

rest

“Restaurante Asiática”: los errores ortográficos son casi siempre garantía de autenticidad.

 

Este año, de camino a Valencia (con Blablacar) decidí pasar una noche en Zaragoza (con Couchsurfing). Como mis anfitriones trabajaban al día siguiente, localicé el chino misterioso de Zaragoza por Foursquare y quedé con otros dos miembros de CS, Raúl y María, para comer allí con ellos.

 

Raúl es el líder zaragozano de Couchsurfing, y como el cargo exige (lo sé por experiencia propia), es muy hablador y extrovertido. María lleva relativamente poco tiempo en la página, pero es entusiasta y dispuesta a probar cosas nuevas. Enseguida hubo complicidad y buen rollo, y fue una comida divertida y agradable.

 

¡Cumbre de líderes de Couchsurfing de Bilbao y Zaragoza1

¡Cumbre de líderes de Couchsurfing de Bilbao y Zaragoza!

 

El chino misterioso de Zaragoza se encuentra muy cerca del palacio de la Aljafería, y el aspecto exterior e interior es el de típico restaurante chino. Nos trajeron la carta que estaba escrita en chino y mal traducida a español, con el desconcierto y las risas que eso conlleva al leerla. Por suerte, la comida que servían era la típica de Wenzhou, la misma que en el chino misterioso de Bilbao, y como ya la controlo bastante bien, supe pedir platos con bastante acierto.

 

Pedí algunos de los platos más sencillos: sopa de tallarines con costilla de cerdo (que me decepcionó un poco, sobre todo por los tallarines, que parecían espaguetis) y empanadillas a la plancha (rellenas de cerdo, que siempre son una apuesta segura).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Pero como la gracia eras hacerles probar cosas nuevas, nos arriesgamos con algunos platos más exóticos. Pedimos un plato de ensalada de medusa, que no nos entusiasmó demasiado. La textura es más crujiente de lo que en principio te esperas, pero no tiene mucho sabor.

 

También tomamos una jarra de vino de arroz caliente con huevo: un brebaje con un olor desagradable pero con un sabor sorprendentemente bueno, aunque esta vez sabía demasiado a alcohol. Según he leído por Internet, esta forma de preparar el vino de arroz es típica de la región de Zhejiang, en la que se encuentra la ciudad de Wenzhou.

 

Pero el plato estrella de la comida fue sin lugar a dudas las lenguas de pato. Si bien mis compañeros de mesa no estaban muy cómodos con la idea, la cosa empeoró cuando las trajeron a la mesa. “¡Qué forma tan rara!”; “¿por qué tienen hueso?”, “No creo que pueda comer eso.”… Tras animarles un rato, fueron venciendo sus reticencias, las probaron y quedaron encantados. La verdad es que eran las mejores que había comido nunca: tiernas, no muy hechas y sin ningún tipo de salsa.

 

 

Al final de la comida, como habían sobrado un par de ellas, María pidió que se las envolvieran para dárselas a probar a sus hijas. ¡Y eso que al principio había dudado mucho antes de probarlas!

De postre tomamos las ya casi obligatorias galletas de calabaza (por desgracia, sin foto), aunque esta vez venían rellenas de sésamo y no estaban tan buenas como las del chino misterioso de Bilbao.

 

 

Lo mejor: las lenguas de pato, las mejores que he probado hasta la fecha.

Lo peor: la sopa de tallarines no me gustó tanto como en otros restaurantes.

¿Volveremos? Indudablemente, siempre que vuelva a Zaragoza.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Primera visita (fallida) al chino misterioso de Bilbao


 

En esta entrada contaré la primera vez que entramos en el chino misterioso con la intención de cenar y acabamos descubriendo otro restaurante exótico.

 

Era un frío sábado de noviembre de 2010 en el viejo Bilbao. Andaba con mis amigos Íñigo y Douglas buscando un sitio para cenar por la zona de Zabálburu. La información con la que contábamos era limitada pero suficiente: en un pequeño local de la calle Iturriza se escondía un restaurante regentado por chinos al que solo iban a comer chinos. El hermano de un amigo, que vive en esa calle, había intentado ir a comer allí una vez, pero no le habían dejado. Como buenos amantes del misterio y de todo lo oriental, decidimos probar suerte.

 

La misión era simple pero nada fácil. ¿Nos dejarían entrar? ¿Hablarían español? No tardamos mucho en encontrar el establecimiento, oculto tras una puerta de cristal blanco traslúcido y únicamente reconocible por los tres caracteres chinos escritos en rojo en ella: 小吃店.

 

20104_10200396508822272_2008175800_n

Entrando en el chino misterioso con Patxi y Sami en diciembre de 2012

 

Entramos un poco temerosos. Era un local pequeño y espartano, con varias sillas y mesas de madera y sin decoración alguna. Allí había un hombre de mediana edad al que preguntamos si podíamos cenar allí. Muy sonriente nos dijo que eso no era posible, porque tenía que venir el “técnico de cucharas“.

 

Ante nuestra cara de estupor e incomprensión,  nos explicó: “Sí, cucharas… esas cositas negras que se mueven…”.

 

t761_203

Aspecto más probable del técnico de cucharas

 

Analizándolo más tarde, pensé que había puesto esa excusa para que no se nos ocurriera volver allí. Sin embargo, mi pregunta inmediata fue la siguiente: “Bueno, pero otro día podemos venir a cenar, ¿no?”. A lo que muy sonriente me respondió: “Sí, sí. Otro día sin problemas”.

 

Salimos a la calle un poco decepcionados y todavía hambrientos. El primer contacto estaba hecho, pero habría que esperar para descubrir los secretos del chino misterioso. El inexorable reloj daba las once y nuestras esperanzas de encontrar algo abierto para cenar por la zona mermaban, pero la noche aún nos tenía reservada alguna sorpresa culinaria…

 

Si quieres saber en qué otro restaurante misterioso acabamos cenando, haz clic aquí.

 

Si quieres saber cómo fue nuestra primera cena en el chino misterioso, haz clic aquí.

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , | 5 comentarios

Primera cena en el chino misterioso de Abando


Próximamente 😉

 

918476615

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario

Cena en el colombiano misterioso de Abando


Próximamente 😉

 

918476615

Minientrada | Publicado el por | 1 Comentario