Comida en el africano misterioso


 

Empiezo el blog con una publicación que no trata de comida china. ¡Que aproveche!

 

El sábado pasado, con motivo del mercadillo “grande” de Dos de Mayo, regresamos a probar el restaurante africano Alamuta de la calle Hernani 20 (esquina con General Castillo), en el barrio de San Francisco, con más tino que hace un año.

 

Image

Parte de nuestra rutilante cuadrilla internacional

 

Hace un año, tras la recomendación de Patxi, otro gran experto en restaurantes misteriosos del Botxo, fuimos un día a comer a las 4 de la tarde, y solo tenían un plato principal que ofrecernos: un cordero a la brasa bastante sabroso. Nos dijeron que uno de sus platos más demandados, el pollo a la portuguesa, se acababa pronto porque mucha gente llamaba para encargarlo y pasaba a recogerlo al restaurante.

 

Cuando quisimos volver hace unos meses, resulta que nos lo encontramos cerrado varios días. Preguntando en el restaurante La Gernikesa, que está enfrente, me dijeron que lo había cerrado la policía: según los rumores, por tráfico de drogas. Esto lo confirmó un amigo neozelandés, Daniel, al que le había hablado del restaurante y había ido a comer allí. Me contó le habían ofrecido marihuana, no los dueños sino otros clientes.

 

Hace unas semanas vimos que habían vuelto a abrir, y como buenos amantes del misterio , decidimos ir a comer allí el día del rastro de Dos de Mayo. Tras echar un vistazo a los puestos del rastro, pasé con Txen a reservar un par de horas antes, y fuimos allí a las 2 de la tarde con toda la cuadrilla.

 

Image

Arroz, ensalada, pollo con salsa de cacahuete y pollo a la portuguesa

 

El local antes era un restaurante indio (el “Bombay” si no me equivoco), y en la puerta todavía está el cristal decorado con la palabra “Tandoori”. La zona del bar es estrecha, y el comedor tiene una decoración que podríamos definir como minimalista si no fuera porque es inexistente.

 

Tras enterarnos de que eran de Guinea-Bissau (las apuestas estaban entre Angola Y Mozambique por eso de “portuguesa”), pedimos una bandeja de ensalada y dos de arroz (bastante espartanos), pollo a la portuguesa, pollo con salsa de cacahuete y pescado: todo para compartir entre nueve.

 

El pollo con salsa de cacahuete fue lo más rico en mi opinión. A algunos les gustó el pescado, pero para mí llevaba demasiado limón. El famoso pollo a la portuguesa resultó ser un pollo a la brasa con una salsa aparte de aceite y cebolla. No estaba malo, pero sí un poco seco, y me esperaba algo parecido a un guiso.

 

Image

Pollo a la portuguesa

 

A modo de postre les pedí un licor suave de frutas en almíbar que habíamos probado la vez anterior. En vez de eso nos puso una especie de ponche rojo con hierbas y hielo llamado tanga (por desgracia, no hay foto). Sirvió cuatro copas grandes y nos las repartimos entre ocho. La verdad es que estaba bastante bueno y fresquito, y a dos euros la copa, bien puede convertirse en la nueva bebida de moda del verano.

 

Como esperábamos y corresponde a un restaurante misterioso, el precio fue más que razonable: 10 euros por barba (habiendo bebido dos botellas de vino tinto (malo), una cerveza y un zumo). Salimos contentos, aunque un poco decepcionados porque nadie nos había ofrecido drogas.

 

Lo mejor: el pollo con salsa de cacahuete, las tangas y el precio.

Lo peor: el servicio caótico, aunque amable y sonriente.

¿Volveremos? Sí, pero sin prisas.

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Africanos, Bilbao, Ciudades, Guinea Bissau, Restaurantes, San Francisco y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Comida en el africano misterioso

  1. Alma Botxera dijo:

    Buen trabajo, apunto el africano misterioso y a ver si un día me animo. Lo de que me acompañe la cuadrilla va a ser más complicado. Un saludo 🙂

  2. Álvaro dijo:

    Soy fan de tu blog.

  3. Álvaro dijo:

    Sólo un comentario. Yo procuraría simplificar el sistema de categorías porque si no te vas a hacer un lío. Por ejemplo lo dejaría por país, tipo de comida y ciudad en la que está… y poco más porque si no al final no les van a dar mucho uso. Si quieres entrar en detalles para esos están las etiquetas. Abrazos!

  4. Álvaro dijo:

    “Salimos contentos, aunque un poco decepcionados porque nadie nos había ofrecido drogas.” Genial.

  5. Bego dijo:

    Fue el Tarot.

  6. Bego dijo:

    Antes de Bombay fue Tarot, y el minimarket paki, si es donde compramos nosotros las especias para las pakoras, ahora es Alhambra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s