Primera visita (fallida) al chino misterioso de Bilbao


 

En esta entrada contaré la primera vez que entramos en el chino misterioso con la intención de cenar y acabamos descubriendo otro restaurante exótico.

 

Era un frío sábado de noviembre de 2010 en el viejo Bilbao. Andaba con mis amigos Íñigo y Douglas buscando un sitio para cenar por la zona de Zabálburu. La información con la que contábamos era limitada pero suficiente: en un pequeño local de la calle Iturriza se escondía un restaurante regentado por chinos al que solo iban a comer chinos. El hermano de un amigo, que vive en esa calle, había intentado ir a comer allí una vez, pero no le habían dejado. Como buenos amantes del misterio y de todo lo oriental, decidimos probar suerte.

 

La misión era simple pero nada fácil. ¿Nos dejarían entrar? ¿Hablarían español? No tardamos mucho en encontrar el establecimiento, oculto tras una puerta de cristal blanco traslúcido y únicamente reconocible por los tres caracteres chinos escritos en rojo en ella: 小吃店.

 

20104_10200396508822272_2008175800_n

Entrando en el chino misterioso con Patxi y Sami en diciembre de 2012

 

Entramos un poco temerosos. Era un local pequeño y espartano, con varias sillas y mesas de madera y sin decoración alguna. Allí había un hombre de mediana edad al que preguntamos si podíamos cenar allí. Muy sonriente nos dijo que eso no era posible, porque tenía que venir el “técnico de cucharas“.

 

Ante nuestra cara de estupor e incomprensión,  nos explicó: “Sí, cucharas… esas cositas negras que se mueven…”.

 

t761_203

Aspecto más probable del técnico de cucharas

 

Analizándolo más tarde, pensé que había puesto esa excusa para que no se nos ocurriera volver allí. Sin embargo, mi pregunta inmediata fue la siguiente: “Bueno, pero otro día podemos venir a cenar, ¿no?”. A lo que muy sonriente me respondió: “Sí, sí. Otro día sin problemas”.

 

Salimos a la calle un poco decepcionados y todavía hambrientos. El primer contacto estaba hecho, pero habría que esperar para descubrir los secretos del chino misterioso. El inexorable reloj daba las once y nuestras esperanzas de encontrar algo abierto para cenar por la zona mermaban, pero la noche aún nos tenía reservada alguna sorpresa culinaria…

 

Si quieres saber en qué otro restaurante misterioso acabamos cenando, haz clic aquí.

 

Si quieres saber cómo fue nuestra primera cena en el chino misterioso, haz clic aquí.

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Abando, Bilbao, Chinos, Ciudades, Restaurantes, Wenzhou y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Primera visita (fallida) al chino misterioso de Bilbao

  1. txending dijo:

    Supongo que quería decir el hombre el técnico de cucaracha en vez de cuchara…. lol…..~~~

  2. B_Wayne dijo:

    Una pregunta, el chino misterioso al que fuisteis es el de Fernández del campo? Acabo de descubrir esto del chino misterioso y me gustaría acercarme a comer algún día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s